Radio Grito

FEMA fomenta la preparación y seguridad durante el calor extremo ante una ola de calor peligrosa de larga duración

El Servicio Meteorológico Nacional informó que esta semana más de 72,650,000 personas están bajo avisos de calor y alertas y advertencias de calor excesivo en gran parte del Medio Oeste, los Grandes Lagos, el Noreste y la región central de la costa del Atlántico. Debido a que se espera que el pronóstico de calor extremo dure toda esta semana y posiblemente la próxima, la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) está exhortando a las comunidades a prepararse y protegerse contra este peligro.

El calor extremo es la principal causa de muertes relacionadas con el clima en los EE. UU. Sin embargo, las enfermedades y muertes relacionadas con el calor se pueden prevenir en gran medida con la planificación, educación y acción adecuadas. En abril, FEMA lanzó su campaña anual #SummerReady con una Cumbre sobre el Calor Extremo para ayudar a las personas y comunidades a desarrollar capacidades locales para prepararse y tomar medidas prácticas para abordar el calor extremo. La campaña Summer Ready ofrece consejos gratuitos y de bajo costo para protegerse contra este grave peligro. A medida que continuamos experimentando los impactos de estos peligros extremos, FEMA exhorta a las personas en las áreas afectadas a prestar mucha atención a los pronósticos meteorológicos, seguir los consejos de los funcionarios locales y seguir los siguientes consejos para mantenerse a salvo durante el calor extremo.

Comprenda sus riesgos y peligros. El calor del verano puede ser especialmente peligroso para los adultos mayores, las personas que trabajan al aire libre, personas con ciertas condiciones de salud y quienes no tienen acceso a aire acondicionado. Es importante reconocer las señales del agotamiento por calor, calambres por calor, insolación y las formas de responder. Si bien todas las enfermedades relacionadas con el calor pueden requerir atención médica, la insolación es siempre una emergencia médica. Si experimenta o nota que otra persona experimenta los síntomas de insolación, llame al 9-1-1 y lleve a la persona a un lugar más fresco de inmediato.
Mantenga a todos a salvo. Nunca deje a niños o mascotas a solas en vehículos calientes. El calor en un vehículo puede aumentar hasta 20 grados en sólo 10 minutos. Es importante verificar cómo se encuentran los familiares, amigos y vecinos que no tienen aire acondicionado y que pasan gran parte del tiempo solos.
Permanezca en ambientes frescos. Los ventiladores o abanicos por sí solos no son suficientes cuando hay mucho calor y mucha humedad. FEMA exhorta a las personas, especialmente a aquellas que son vulnerables, a ir a algún lugar con aire acondicionado o visitar un lugar público como una biblioteca, museo o centro comercial para mantenerse frescos. Otras formas de mantenerse fresco incluyen usar ropa liviana y holgada, tomar una ducha o un baño frío para refrescarse y, si está en casa, mantener las cortinas cerradas para evitar que entre el calor.
Manténgase hidratado. Beber mucha agua incluso si no tiene sed y evite las bebidas con cafeína. Si padece de epilepsia o alguna enfermedad cardíaca, renal o hepática, está limitado a dietas restringidas en líquidos o tiene problemas de retención de líquidos, consulte a un médico antes de aumentar la cantidad de líquidos que ingiere.
Verifique la calidad del aire. El clima cálido puede empeorar la calidad del aire. La mala calidad del aire puede ser peligrosa particularmente para las personas con enfermedades cardíacas o pulmonares, los adultos mayores y los niños. Puede ingresar su código postal en la página AirNow.gov (enlace en inglés) para obtener datos sobre la calidad del aire en el lugar donde vive.

Otros consejos importantes:

El calor extremo y las olas de calor también pueden afectar los sistemas de energía eléctrica, debido a que las compañías de servicios públicos pueden interrumpir el servicio en partes de la red eléctrica. Si ocurre un apagón, utilice únicamente linternas o lámparas que funcionen con baterías como fuente de iluminación de emergencia. Nunca use velas durante un apagón debido al riesgo extremo de ocurrir un incendio.
Utilice los generadores de forma segura y utilícelos siempre al aire libre y al menos a 20 pies de distancia de las ventanas, puertas y garajes adjuntos. Asegúrese de mantener el generador seco y protegido de la lluvia o inundaciones.
Visite Listo.gov o Ready.gov para obtener más información sobre cómo mantenerse a salvo antes, durante y después de eventos de calor extremo.

La misión de FEMA es ayudar a las personas antes, durante y después de los desastres.

Scroll al inicio